ARCHIVO
UBICACION
SIMBOLOS PATRIOS
ORIGENES
PREKMURJE
PORABJE
COSTUMBRES
LITERATURA
INMIGRACIONES
SIGLO XXI
ENTRE GUERRAS
ASI LLEGARON
INSTITUCIONES
AVELLANEDA
ANORANZAS
PRESENTACION
FACULTAD
NOVEDADES
enlaces
CONTACTO

volver a inicio volver a inicio
INSTITUCIONES - USTANOVE
Asociación Eslovena Triglav
La comunidad eslovena, a 125 años de su desembarco en Entre Ríos

 

El primer asentamiento se concretó en San Benito. La Asociación Triglav trabaja en el rescate del idioma y tradiciones de esta nación.

En el marco del 125º aniversario de la llegada de inmigrantes eslovenos a Entre Ríos, esa comunidad organizó ayer una conferencia sobre Idioma y costumbres eslovenas hoy, a cargo de Mojca Jesenovec. La disertante, profesora proveniente de Eslovenia, llegó al país hace un año, mediante un convenio entre la Universidad de Ljubljana –capital de ese país– y la Universidad de Buenos Aires.

Los festejos de la comunidad local continuarán el 25 de junio con el 13º aniversario de la independencia de la República Eslovena –de Yugoslavia en 1991– con actos en Paraná y San Benito.

La colectividad en Paraná se encuentra institucionalmente en formación. Por esta razón, Jesenovec recibió la invitación para formar parte de la reconstrucción de esta identidad en la ciudad. Ella resaltó las características que mantiene el idioma hoy entre los que viven en la Argentina y la influencia del español.

También tipificó a los habitantes de esta nación que pertenecen, desde el 1º de mayo, a la Unión Europea.
“Muchos de los descendientes conservaron el idioma y hay gente en Argentina que lo habla con total fluidez”, manifestó la profesora a UNO. Pero remarcó que la influencia del español es clara.

Con respecto a las características de ese pueblo exteriorizó: “Eslovenia es un país con mucha diversidad climática y cultural, y aunque chico –más pequeño que Tucumán– tiene costumbres en cuanto a la lengua, vestimenta y comidas muy variadas. Hay 40 dialectos”, enfatizó.

Esta Nación se encuentra en el cruce de culturas muy distintas, como la italiana, croata, austríaca y húngara, y cada una de ellas ha hecho su aporte en las comidas, idioma y personalidad de sus habitantes, cuestión que aflora entre los que se trasladaron a la Argentina porque se identifican mucho con su región de origen.
El pueblo esloveno, heredero de tradiciones romanas entre los eslavos, perla del Imperio austrohúngaro, apareció en la Argentina en tres corrientes migratorias. La primera llegó a Entre Ríos en 1879 proveniente de la región costera de Primorska, y se radicó con fuerza en San Benito. Después, entre los años 1926 y 1929, llegaron unas 25.000 personas de Primorska, Prekmurje, Suha y Belukrajina y se instalaron en Mendoza, Córdoba, Bariloche y Santa Fe. Por último hubo una gran inmigración, luego de la Segunda Guerra Mundial, que se instaló en Buenos Aires.

Muchos llegaron con una particularidad: su pasaporte indicaba que provenían del imperio austrohúngaro, con lo cual no se los identificó como eslovenos. “Ése es el trabajo de rescate que estamos realizando desde esta agrupación conformada hace un año, ayudarlos a encontrar su raigambre”, explicó el presidente de la Asociación Triglav, Carlos Bizai.

Vinculado a esto Jesenovec continuó: “No es una inmigración grande en números, pero de una nación de 2 millones de habitantes, al menos 30.000 viven en la Argentina, es un porcentaje grande”.
El vínculo entre Eslovenia y Argentina es muy fuerte. El actual Primer Ministro de Eslovenia, Andrés Bajuk, llegó a vivir a Mendoza con su familia con 18 meses. Con el tiempo, la Argentina lo promovió al BID y así llegó a Europa, para ser conquistado por la política de Eslovenia que lo reclamó sin hacerle perder la nacionalidad criolla. Otro destacado representante de esta laboriosa colectividad es el arquitecto Victorio Sulcic, quien construyó entre otras cosas el estadio de Boca, La Bombonera.


 

Actividades locales

 

“Se dio un vuelco de los argentinos hacia sus raíces, una búsqueda para ver de dónde venimos y hacia dónde vamos”, aportó José Pablo Bizai, a cargo de la enseñanza del idioma esloveno. Vinculada a esto se encuentra una realidad que aqueja a los argentinos: Los jóvenes que se van. “Un tema doloroso como lo fue para nuestros abuelos que despidieron a los que se vinieron”, agregó Carlos Bizai, presidente de la institución. Aunque aclaró que la necesidad de los que llegaron no se compara a la situación actual de la Argentina. “Tenían la guerra encima y corrían riesgo de morir. Nuestro país es joven, y hay que pedalear, no irse”, finalizó.


La asociación Triglav se reúne en la Casa de la Cultura, en Carbó y 9 de julio. Allí se enseña el idioma y realizan actividades.

Por informes 4260825 o a bizai@infovia.com.ar.

 

 

Copyright © 2007 // Eslovenos del Este - Esther Cmor  
Consultas y sugerencias: CONTACTO  
Sitio desarrollado y actualizado por:NAS.COM.AR
subir